Thursday, October 26, 2006

El pescador

Muchos olores mezclados, romo, cerveza, sudor, bachata: "Morena yo soy tu marido, regresa conmigo otra vez". Las bocinas de la rancheta hacian estremecer el lugar, los acordes de las guitarras calcomian los oidos de Don Puro, buscaba con la vista, abriendose paso entre bailadores, a su hijo, por gracias de Dios el único que le queda vivo, por desgracia un haragán, bebedor, gallero y cuerero.

-Que dificil e contigo la vaina, coñaso.
-Papá, yo no puedo tar jediondo to el dia, no me guta ta cargando peje.
-Ay dio!!! y ete catigo, que me he ganado contigo, to tus hermanos eran trabajadore todito, todito.
-Pai, no me compare, que eso tan muerto to.
-Murieron ajogao to, oiete, to trabajando y tu coño, donde taba?, dique etudiando, te mandé pa la capital a ná, dique bucando un licenciado, tu mai murió y no le trajite un titulo.
-No me mencione la madre.....
-Mil vece, coño, mil vece, todito trabajando aqui y tu coño no hicite na!!!, te pedi que me ayudara y mira, te tengo que venir a buscar como un muchacho.
-No hable tanto, vamo arriba, vamo arriba.

Inocencio es el único hijo que le queda vivo a Don Puro, quien se ha dedicado a la pesca desde niño, era una tradición en la familia y se llegaron a convertir en el mayor suplidor de la zona. Sus hijos siempre lo ayudaron en el negocio, en luna llena los muchachos se pasaban toda la semana en altamar pescando, regresaban con buena mercancía, ponian en práctica las técnicas heredadas de su padre. Pero una maldición, un fucú, puso el negocio en riesgo y acabó con la vida de ellos. Tras una semana en el mar, en la mañana aparecia la yola en la costa cargando peces podridos y un cadaver, cada travesia un muerto. Todos acusaban a Agustín, un comerciante envidioso, decian que el habia pagado a un brujo de San Juan.

Inocencio esperó la luna llena, se fue solo. Llevó sus redes, combustible y un cuidate de parte de su padre. Estaba lejos, solo veia agua en cada dirección que miraba, las noches eran eternas, solo escuchaba el mar golpeando la embarcación. El último día sintió frio, respiraba y un olor a carne podrida le hacia vomitar, el mar se teñia de rojo. De su boca brotó una sustancia negra muy amarga, de sus oidos brotaba sangre. Se retorcía en el piso de su yola, sentía que era su momento de morir. En ese momento escuchó una voz, que le secreteaba algo al oido, le decia: Vende tu alma al diablo, vende tu alma al diablo. Asintió con su cabeza y perdió el conocimiento.

En la mañana, la yola regresaba a la costa, no habian peces podridos, al contrario, las redes estaban llenas de grandes peces, la pesca fue buena. Todos en el pueblo comentaban que la maldición ya no tenia efecto, Puro estaba contento con su hijo, el negocio prosperaba y en Santo Domingo, en un restaurant de Shushi, yo ingeria un rollo preparado con pescado fresco, manchado con el pacto entre Inocencio y el Diablo.

13 comments:

Will said...

ummm, no voy a comer esa vaina...ta envenenada..me voy para donde Gugu, en juanillo, hay una morena, que baila bachata, alla voy!

Solo Yo said...

quien dijo miedo?

··Yde·· said...

conchole pense q se iba a morir...

Anonymous said...

el mejor de todos tus cuentos...
pero el rollo de pescado estaba bueno? ya sabes por lo del pacto.
una pregunta: Y ALBERTO?????

HDIAZ

Mariposshita said...

Buaaajajajaj

:P Happy Hallowen

PC said...

Abusador, mejor vuelve con los cuentos de rapadera, coño, q aki ya es de noche y soy mas pendeja q el pajaro ese...

Y.O. said...

Este me gustó!

Rossy Victoria said...

Jajajaja anda la porra como quiera es malo, si se mueren pelean y si se quedan vivos tambien. Una pregunta, entonces era cierta la vaina de la brujeria???

lagitti said...

a Inocencio el nombre se le suicidó.
Yde: más le vale haberse muerto.

F. K. Woods said...

Que podemos decir que vamos evolucionando, al menos en esta vuelta quedo vivo... nice writing dude.... d verdad t estas luciendo con el ingenio...

Anthony said...

Barbaro!!!!

mamadeneneylando said...

MIERQUINA!!!!

Pero es verdad Y Alberto que...

baakanit said...

Muy good, one of the best, saludos viejo, ahora me voy a un restaurant de Sushi a comer bacalao.