Tuesday, June 10, 2008

El palomo fui yo

El reloj marcaba las cinco de la tarde, hora de irme. A esas horas cuando el sol amenaza con desaparecerse del horizonte, esos callejones de Ciudad Nueva cobijan a toda clases de alimañas, tambien a él. Yo que no creo en la amistad pura y sincera entre un hombre y una mujer, miraba con recelo a este joven, que resurgió de los recuerdos de haber estudiado en la misma escuela que ella.

-Vamos a acompañar a Alfonso, para no volver sola.
-Donde es que el coge el carro público?
-En el parque.
-Vamo, vamo.

Ese vamo, vamo. Como si le provocara un esfuerzo descomunal el caminar desde las Ruinas de San Francisco hasta donde comienza la Bolivar o la Romulo Betancourt, no se como se llama, esa dualidad de nuestra ciuadad es una locura: Churchill-Jimenez Moya, Charles Summer-Ignacion Mañón, Kennedy-Quinto Centenario, oh fuck, who cares. Pues, ella y su amiguito, me acompañaban todas las tardes. Nos agarrabamos de las manos, pero no nos guiñabamos los ojos, eso lo hacian ellos cada vez que pasaban por un callejón propicio para perderse a las siete de la noche y encontrarse bajo las caricias y la lascivia de dos personas que saben que estan cogiendo a otro de pendejo, de que a alguien le pegan los cuernos, sabiendo que saludaba al novio impregnado con el olor del sexo de la novia. Recuerdo ese olor tan peculiar que emana de su sexo y que se me quedaba impregnado en los dedos por varios días, a veces, evitaba lavarme las manos con jabón para degustar secretamente ese aroma, hasta que un día, mientras estaba en la galeria de su casa, lo vi acercarse y llevarse las manos a las narices buscando el recuerdo de un encuentro fortuito.

-Mierda que vaina!!!
-Qué te pasa Fonso?
-Na, no pasa na.
-Mira, llegó Luis, vamonos!!!
-No, hoy me voy en taxi.
-Seguro?
-Si, no estoy en carro público hoy.
-Bueno, dejame llamarte uno.

El taxi llegó. Me subí a el y le dije que me dejara en la otra esquina. Desde ahí observé como salieron de la casa, los observaba caminar, intercambiar miradas, gestos, existia entre ellos un tono burlesco en sus actos, un no importa que que tengas a ese noviecito, vamos a revolcarnos como dos perros. El vivía en un segundo piso. En una pensión con un ventana frontal y por ahí, protegido por un pasillo oscuro, observé como ella desnuda y él con los pantalones a media pierna, observaban una película. También observé como se le subia encima, de como sudaba y apretaba sus pechos. Me marché.

El siguiente sábado tomé prestado el carro de casa. La pasé a buscar al grupo de oración cuyo lider era él. Nos fuimos directos a un motel. En el trayecto ella buscaba entre mis pantalones y llevó a su boca lo que encontró. Dentro, adornados por el mal gusto chino, la sentí estremecerse, nos revolcamos por todo el lugar llenandonos de los germenes de amores ajenos. Días despues me llamó pidiendome perdón y confesó su indiscreción entre lagrimas. Ella me pidió que dejaramos todo así, que me fue infiel, que no valia la pena seguir engañandome, que no me lo merecía. Yo, que me llevaba la mano a mi nariz, le dije que haría lo que ella quisiera. Y olfateando entre mis dedos la lujuria de ese sexo caliente, de esos jugos que chorreaban por sus muslos, asentí con mi cabeza. Coño, ahora que lo pienso bien, que palomo fui.

16 comments:

ElbaPachy said...

Te salió chulo Fonso, como siempre!!! Y sipp, el palomo fuiste tu!!

Alex said...

wuaw!! que situacion mas incomoda... espero nunca estar en el lugar.

pero que manera de describirla...
tu forma de escribir le ha dado un tono poetico a tanta lujuria que contienen tan pocas letras...

no fuiste un palomo... fuiste una victima mas, de cosas que nos tocan sufrir, en esto que han denominado vida.

Alex G. said...

...Asi es como las mujeres ponen a uno!

La Muela said...

Alfonso, mi pana, asi se aprende a ser tiguere, me imagino todos los desastres que haz hecho de alla pa'ca.

Saludos.

luima said...

lemisol ocn ella

Filomena said...

jejejje que hubieses hecho si pudieras dar vuelta atrás?

Cherrycola said...

eso suele suceder!!!
y pique q da eso cuando uno se entera!

Tmac said...

Gracias a Dios no cometiste una locura.

Tmac said...

Gracias a Dios no cometiste una locura.

Leslie said...

QUE SE TE QUEDABA EL OLOR POR VARIOS DIAS???!!!!!

Will said...

tan palomo, que escribiste Molla, no MOYA..mmg

megamonchy said...

Cuando te desmontaste del taxi debiste hacer un video con el celular y enseñarselo despues de ese ultimo polvo en el motel chino.

Mery P. said...

Yo siempre lo he dicho... el palomo eres tu...

Fl@kO said...

que degracia yo se lo hubiera dicho en el motel y la dejo bota.

DrLacxos said...

jejejeje como diría un amigo mio, pero "rapate!" que era lo importante, jejejejeje.

Palomo!, Palomo!, Palomo!

Medea said...

jajajajjajajajajajajaja