Wednesday, April 25, 2007

A two heads goat and a moro de guandules con coco

Santiago y Felix habian recibido seis tareas de tierra cada uno cuando Don Marino murió. Santiago era feliz, pero Felix era envidioso y egoista, el no queria tener mas tierras que el otro, el queria que Santiago no hubiese recibido nada.

-Maidita vaina, a ese mojon le han dao una paicela igualitica a la mia, que coño se cree la gente de ei.
-Feli, pero no sea tan caco duro, tese tranquilo con lo suyo.
-Ese lo que e un mamaguebaso.
-Iguai que tu, igualito.
-Tu va ve , tu va ve lo que voa a hacei.

Santiago estaba preparando su pequeño conuco, habia limpiado todas las malezas, aró y abonó sus tierras, compró un camión entero de cepas de plátano, las sembró todas. Felix observó todos los días mientras la sangre se le coagulaba por sus rabietas, hasta un viento en la espalda sintió. Un día aprovechó y vertió un tanque de 55 galones de gasolina en el canal de riego de Santiago, todas las matas en pleno crecimiento se perdieron quemadas; Felix ahora era feliz.

-Santiaguito, more, y que tu va a hacei ahora? se peidió ei conuco.
-Mira Marianita, ahora ei conuco eta limpiecito, totai, yo no se de platano, yo se de chivo y pueico.
-entonce?
-A criai pueico y chivo.

Santiago preparó dos pocilgas y un corral grande. En la pocilga tenia varias marranas, hediondas y comiendo basura, diciembre será un mes bueno. Los chivos estaban en el corral, todo el perimetro estaba sembrado de oregano, de esta forma la carne adquiere un sabor excepcional. Felix observaba como Santiago trabajaba en su parcela, le han salido unas llagas en la cara llena de pus que no lo dejan dormir tranquilo. En la ferreteria ha comprado varias latas de El Plomerito, de noche fue al cajón de los alimento para cerdos y los contaminó con este poderoso limpiador de tuberias. Regó la pangola de los chivos con insecticida, seis días despues los cerdos de Santiago murieron y a las dos semanas la chiva que estaba preñada abortó una chivo de dos cabezas.

-Santiaguito, Santiaguito, y ahora que vamo a hacei?
-Mi muñequita no te desepere, que eso no e na, yo de lo que se en eta vida e de ganaime lo peso.
-Pero y que vamo a hacei?

Las llagas de Felix se secaron, pero en el pecho le salió una sarna que no le dejaba ponerse ni siquiera un poloshirt. Por la ventana observaba como en la parcela de Santiago varios hombres construian una verja de aluzinc y un letrero pintado de verde botella anunciaba un gran suceso: "Venga y mire un suseso nunca ante vito, ei chivo de do cabeza, que bebe leche por un lao y come yerba por el otro".

Santiago habia creado todo un negocio alrededor de su chivo deforme. Habia una paila de sancocho que se vendia a diez pesos el plato, un carrito de frio frio, roquete, pan dulce y champola, entrar a una carpa y ver al chivo meando por un lado y evacuando por otro costaba siete pesos, el pueblo entero disfrutaba del fenómeno. El diario La Prensa publicó en primera plana la noticia.
Felix tenía problemas para orinar, cada vez que le daban deseos veia al mismo diablo prendido en candela, sentia en la punta de su miembro un chorro de lava ardiendo. Salió de su casa y acompañado la noche oscura rompió el candado que protegia al animal deforme. Con su machete partió en dos al animal que era alimentado por una manguerita que gota a gota le suministraba leche. La sangre le salpicó toda la cara; vamo a vei ahora Santiaguito, vamo a vei ahora.

Al otro día no hubo filas largas para ver al animal, un luto colectivo arropó todo el pueblo, hasta una misa le hicieron en su honor, Felix hacia mucho que no sonreia, la sarna en su pecho se sanaba pero ahora se habia trasladado a sus partes intimas, salio corriendo de la casa y fue hacia la casa de Santiago, en la puerta lo detuvieron.

-Don Feli, pa ute pasai tiene que pagai noventa peso.
-Ei que? ute ta loco, que se cree.
-Aqui hata ei aicaide pedano pagó.
-Don Ramiro dio cien, ute sabe, dejando propina, ei saceidote dejo cincuenta poique lo aprobo Don Santiago, Fefo ei de la ferreteria ha pagao dociento peso.
-Mira, mira coño.

Santiago le pasaba cien pesos que tenia en los bolsillos, dio la vuelta a la casa y en la enrramada se encontró a un grupo sentado alrededor de una mesa cuadrada gigante. Santiago se le acercó y le invitó a tomar asiento. Todos bebian cerveza fria, habia una paila gigante en la mesa, un moro de guandules que olia a paraiso, Marianita sabe cocinar muy bueno y ha preparado un chivo guisado bien picante, de eso ella sabe. Feli, hay que aprovechai, ven comete ete chivito que nacio con do cabeza, fenomeno asi no se dan to lo dia.

16 comments:

Joan Guerrero said...

Ven cómete ete chivo.... Amazing!

Rafael Vargas said...

Diablo! Demasiao profundo ei cuento. Tiena jata meraleja. E ma', deberían de enseñáilo en la secuela dei paí.

BB said...

Diantres, ves que aqui es se paga todo, aunque sea al paso...

Anonymous said...

loco.. ute e lo masimo

Nicky

El Platanero. said...

Ute' eh un kavayo.

Anonymous said...

Que bueno era Santiago...

Anonymous said...

Alfonso, en serio, en serio... tu tiene q publicai eso cuento... Mira a Juan Bosch que famoso se hizo por cuentecitos... Y tu eres mucho mejor, de verdad... Oyeme piensalo! No por ti, si no para que otras personas los puedan leer... TE LO DIGO DE VERDAD... y he leido mucho!

santuario said...

creo que la moraleja es aprovechar las maldades de los enemigos y sacarles provecho, sin dejar que afecten nuestro animo ni determincaion, es un cuento invetado pero si mi lo cantara un viejo de 80 años me atreveria a creelo palabra por palabra, parece una historia de las que cuentan los viejos. muy bueno

Laura E. said...

Wao... genial! Hacía mucho tiempo que no leía algo tan llano y profundo como esto. La verdad es que te quedo muuy bien :D. Y en la vida solo podemos ser uno u otro de tus protagonistas. Mis aplausos para ti.

Ginnette said...

Creo que si no es el mejor, es uno de los mejores cuentos que has escrito. Enseñanzas hay muchas, y la secuencia, la trama, excelente!

luima said...

No sabes na de chivos, pero el cuento te salio bueno.

GirlFromSantiago said...

Ahora quiero yo chivo... Qué vaina contigo, Fonso.

Maria Estilia said...

ei pipo e' lela!!! se feli e un hijuesumai! pero ei santiaguito e unnaima de Dio!!

Muy bueno.. el primero que leo y tengo la seguridad de que no será el ultimo.. exitos!

··Yde·· said...

Aja!! y entonces... pobre santiago eh? no le encontro solucion a su mal... pero bueno la cosa consisten en que si no puedes ganar, lucha y santiago lucho eso si.

viejo, o sea, alfonso, yo no se si reirme o no reirme todavia! lo dejo para el camino. bye.

Hetayra said...

jejejejej... me gustan muchos tus cuentos... ta jevi..

cuidate!!


Smooches!

baplun said...

moraleja, ahi que ver siempre el lado positivo de todo lo que nos sucede, muy buena la historia.