Saturday, April 14, 2007

Sugar problems

Acabado de llegar de Hato Mayor y sin haber instalado mi computadora en mi cuarto de la pensión, Leo me estaba invitando a beber cervezas en el colmado que está al frente de la universidad. Todos aquellos estudiantes cuyos indices rondan 2.0 ó menos sobrevuelan las inmediaciones de dicho colmadón, donde abunda el alcohol, pero no pidas una libra de arroz, de eso no hay. Las siete y media de la noche y ya teniamos unas cuantas botellas ingeridas.


Yo no era popular en la universidad. Tenia unos pantalones tubitos color crema que me llegaban justo a los tobillos, unos zapatos marrones bien peleados, ademas de que eran los únicos, camisas de cuadros, pero de cuadros feos, tenia un maletín y todavia no me habia afeitado los bigotes. Se acerca una amiga de Leo y le dice algo al oido, los dos me miraron con complicidad.

-Alfonso, vamonos para la playa.
-A esta hora?!!!!!
-Claro loco....
-Vamono, cual e' el problema....

Cuando uno es mantenido el dinero no abunda, en los bolsillos solo habia dinero para mas ron o gasolina, llamé a un primo que es vendedor de un almacen de provisiones y siempre tenia en su casa muchas botellas de distintos tipos de bebida, de camino nos paramos en su casa y recogimos un Night Train, un J&B, un Licor de Cacao y otra vaina ahi que deben beber los muertos, no hay vivo que aguante esa imitación de gasolina barata. De camino solo bebió ella, yo le acompañé con algunos shots de Night Train, Leo manejaba, no tomó nada.

Llegamos a Playa Caribe. En aquel tiempo no existia el restaurant, miercoles en la noche y la playa estaba sola. Nos bajamos del carro Leo y yo, con dificultad sacamos a la acompañante, no nos habiamso percatado que nuestra amiga se habia bebido dos botellas de las que conseguimos. Se metió al agua, se empanizó, se aplastó en la orilla a orinar, todo esto con la ropa puesta. Asumimos que estaba drogada o algo por el estilo, hasta pensamos dejarla y que se ahogara.

-Culo, tiguere, y esta maldita loca?
-Mierda mano que maldito lio.
-Alfonso, el plan era que se lo metieramos los dos.
-Y tu no sabia que ella se pone asi?
-Que voy a saber, solo he salido par de veces con ella, ella bebe, pero hoy parece que taba oliendo vainas raras.
-Yerba y eso?
-Tu para ser pariguayo como que sabe mucho, marica, dime, que vamos a hacer.
-Mano, llevarla a su casa.
-Tu sabe donde ella vive???
-Como que yo? Apenas se que vivo al frente de Intec. Mamabinbín.
-Loco, tenemos un problema.


Nuestra amiga cae en la arena, casi pierde el conocimiento, le dimos palmadas, no, le dimos galletas para tratar de despertarla, solo decia que sufre de azucar y que no habia cenado. Estaba borracha, pero borracha de mala manera, mojada, llena de arena y se habia orinado en sus pantalones. Coño, y requetecoño, decia Leo. Me imagino que sus intenciones iniciales se fueron a pique. La tiramos en el asiento trasero, parecia un marano camino al matadero.

-Mija, donde diablo es que tu vives?
-Por el Nacional de la Charles. Musitó mientras la baba le escurria de la boca.
-Loco, esa tipa ta de hopital.
-Hopital!!! mire campesino embullao, esa se va pa su casa.


Yo entiendo mi caso, solo tenia cuatro meses en la capital, pero Leo ha vivido toda su vida en la capital y el buen maricón no tenia idea de que era la Charles, mucho menos que existia un supermercado El Nacional de aquel lado de la ciudad. Duramos dos horas con un cuerpo sin conciencia buscando sin saber una dirección. Dos horas despues y luego de muchas indicaciones de borrachos y tecatos que veiamos en la calle, el letrero verde que caracteriza a la famosa cadena de supermercados nos avisó que estabamos cerca. Como Cristo clavado en la cruz, agonizando, nuestra amiga, levantó su dedo y nos dijo que vivia en uno de esos edificios, gloria a Dios!!! pensé que estaba muerta.

Nos paramos justo al frente y cuando la sacamos del carro nos dejó de regalo un carga de vomito, hediondo y con aspecto de sopa de latas. Leo evitando ensuciarse la soltó y su cabeza dio justo en la cuneta de la calle. La sangre salia a chorros, me quité mi camisa de ramos favorita para contener un poco la hemorragia. La subimos a su apartamento, asumimos que era el suyo despues de siete veces jugar cara o escudo. Toco el timbre y sale su madre o una señora que no se acordaba que tenia una hija, la arrastramos a la habitación mientras le explicaba a la madre que la encontramos en el parqueo de la universidad, que no sabiamos donde vivia, que aparentemente habia hecho una crisis y nadie estaba cerca para ayudarla, la tiramos en la cama y en lo que la doña reaccionaba, salimos veloces y solo escuchabamos a la señora gritar joven, joven, digame su nombre, joven, joven.
No dormí, habia dejado a una muchacha borracha, con una herida de siete puntos en la frente, con el cuerpo lleno de arena y lo pantalones hediondos de orina en su casa, sin haber dejado información mia a una madre asustada. Le pedí a Leo su telefono, luego de haberme dicho cuarenta veces pariguayo, me lo dió.

-aloo?
-Si, ehhh, mira, ehh, yo no se si tu.....
-alooo, coño...-Me interrumpen
-Ehhhh, yo andaba contigo ayer y....
-Si, si, tu ere el flaquito verdá??
-Ehh si. Respondí con miedo.
-Dime, dime a ver.
-Na, que te llamo pa pedirte disculpas, por haberte...
-Mira, mijo, hablamo ahorita que va a tocar Frank Reyes..hablamo....


Una compañía cervecera auspicia un concierto en la playa. Juegos y algo mas se llamaba la actividad. Mucho romo barato, muchas mujere en tanga, muchos tiguere tirando pancá, muchos botellazos. Seis heridos dice el periodico, entre ellos una sobresaliente estudiante de Intec, pero yo creo que esos siete puntos fueron por la caida de la noche anterior.

15 comments:

Joan Guerrero said...

Juventudes de ahora, de ayer y de siempre. Las aventuras que uno hace y que para colmo, al otro día, estamos en otras, quien sabe si peores.

Genial escrito.

Will said...

ummm...yo creo que le metiste un deo...

Vega said...

pa mi que tu le metiste mano alfonso y eso no lo pusiste en la historia, jajaja, eres de hato mayor ?

Orlando said...

Como quiera ta muy fuerte meterle mano a una tipa borracha, llena de arena y jedionda a vomito.

alfonso said...

no, no soy de hato mayor

Joven Revolucionario. said...

Muy buen Blog me gusto mucho este articulo y unos pasados...

santuario said...

Heee, yo estoy con will.

Marino Bonilla said...

Night Train. Mierda y eso taba en tu época?.

Eso fue el night train que la puso así loco. Yo recuerdo que una vez, hace mucho de eso, no existía la dirección de drogas, a to' el que encontraban bebiendo night train lo trancaban.

luima said...

to eso e cuento nama señores alfonso es un paraiguayo

alfonso said...

luima, afeitate

Demetrix said...

Entonces estaba mojada, con arena y le dijeron a la mama que la encontraron en el parqueo de la uni?

lagitti said...

se te cruzaron las épocas al final.

luima said...

es verdad alfonso , frank reyes estaba conchanco en esa epoca

alfonso said...

Frank reyes tenia pegada la siguiente bachata:

De ti no queda nada, nada, nada
Se quedó una huella de cuanto te amaba
Te creiste reina en mi corazon
Y ahora nada queda de aquel amor

eso fue en el 2000 donde esta escenificado el cuento...sorry bachatuses

Maria Estilia said...

lol!! bachatuses!!! guay! triste, fuerte pero cierto!