Tuesday, February 20, 2007

malaspalabras

Me sentí despierto, la insistente alarma de mi celular abrió mis ojos como dos pesetas. Duré casi un minuto para determinar porque amanecí en un banco viejo de madera y porque hay dos cueros a mi lado, ni decir de la lacra vestida con un t-shirt de 50 cent que me apunta con una pistola. Coño, amanecí preso!!! pensé. Me dolia el cuello, la mala posición en la que dormí o la resaca me taladraba la cabeza, cuando respiraba salia de mis fosas nasales un aire caliente que me quemaba los pelos, un hedor a romo con un 25 por ciento de descuento. Bostecé, un bajo a boca, como el de los cueros, ese que se acumula de mamar a cliente por cliente sin enjuagarse la boca. Miré de reojo a las meretrices del siguiente banco, puta madre, la duda me invadia, que carajos hago aquí?
Me acerqué a la puerta, con asco me apoyé en los barrotes.
-Guardia, guardia, guardia.
-Mire mamaguebaso, es muy temprano para estar jodiendo, uté tá loco eh?. Me respondieron desde lejos.
-Eh, quiero hacerles unas preguntas.
-Hagala de ahí mamaguebo y no joda.
Tenia verguenza de preguntar la razón de estar en esta pocilga, solo recuerdo haber salido de la fiesta de Eduardo y manejar hasta el Pachi Pachi. Como este es un pais vestido de impunidad y a los guardias se les mete miedo con solo decir dejeme hacer una llamada, apelé a la condición de que trabajaba para el gobierno.
-Mire, yo trabajo para el Plan Social de la Presidencia, trabajo directo con la directora, usted está impidiendo que yo haga un trabajo, por mi madre, que el Secretario se enterará de su trato. El guardia se acercó a mi celda, desganado, sin expresión alguna en su rostro me abrió la puerta. Me sujetó de los pantalones y me llevó al patio. Me esposó a la rejas de una ventana. Vengo ahora, me dijo. Si un guardia o policia te detiene, es sargento, si llama a un superior es el capitan, si te dicen, hable con el jefe, es coronel. Eso asumí porque la galleta que me dio este individuo no me la da cualquier mojoncito.
-Mire, blanquito de la mierda, a quien usted le va a meter cuco coño, que Secretario ni Secretario, de aquí no lo saca nadie, buen mojón, voy a dejar que se pudra carajo, mamaguebaso. Ni cuando Pedro negó a Cristo, tres veces me habian dicho mamaguebo, y yo no tenia ni una hora de estar despierto, culo coño.
-Llevatelo de aquí, suenalo, pa' que no joda con la mujere del jefe, dale pa' que compre un solar.
Me montaron en una jeepeta negra, dos oficiales sentados delante y dos oficiales detras, uno a cada lado mio. Para ese momento ya no tenia el jumo, algunos recuerdos empezaban llegar a mi cabeza. Cuando salí de la casa de Eduardo, fuimos al bar ese, el Pachi Pachi. Estabamos Eduardo, Pedrito y Jose en una esquina bebiendo Brugal, muchas putas se acercaban, le eché mano a una india, prima de Pocahontas.
-Mami, tu si ta buena.
-Anjá, y los bolsillos tuyos, como están?
-Forrao de cuarto pa tí.
-Pa mi y mi amiga?
-Pa las dos chula.
El borracho si habla mierda. Apenas tenia quinientos pesos en los bolsillos, con eso ni se saca a un cuero. Ellas se acercaron y empezamos a bailar, el lugar estaba oscuro y Joe Veras se escuchaba gritar por una bocina de 1,000 watts: "Aunque me le pongan vidrio, cuello y fondo de botella, voy a volar la pared". Los tres nos besamos, nos tocamos las partes intimas, nos besamos.
-Papi, brindame un trago.
-Que tu quiere?
-Hennessy y ella un etiqueta negra.
-Pero y desde cuando tu bebe eso mija.
-Mira ratrero, infelí, macañema, bolsillo pelao, bugarrón.
-Mire uté, va de ahí.
Me acerqué a los muchachos y pagamos la cuenta. Salimos del lugar y fuimos al parqueo. Me despedí y fui a mi carro. Se me acercó un vigilante con una escopeta sobada, amigo, parese ahí, parese le digo. Que hora para acordarse, el grajo que expele el guardia a mi derecha compite con el tufo del guardia a mi izquierda, que seria mas incomodo, el momento o lo que me espera.
Me aperaon en un solar abandonado, me dieron muchos puñetazos, me dieron varias patadas por el culo, me dejaron un ojo abollado y me rompieron el brazo izquierdo. Culo coño, que bajo a boca tenian esos cueros.

12 comments:

bi said...

Me encantó.. como siempre!!!

Anonymous said...

k cura contigo. Eso de mamaguebo 3 veces te quedo -off the hook--

Nicole

Will said...

sigue ahi....te dije que nuefas a pachi-pachi..sigue andando con victor rasuk...

BB said...

ay caramba.... es verdad que el ron hace cosas....

Saluditos!

alfonso said...

will: yo le digo a victor los jueves, vamos para mangu y el dice, no, la punta....ta bueno que me pase.

Joan Guerrero said...

Bueh... hay otros lugares, ¿no has tratado de ir al menos al Punto Musical.. que es más suave y con menos gente que te pueda atracar?

Max said...

Fonso, ya deja de ir al pachi-pachi, ve a la "punta" y jazzy's por Dios.

Demetrix said...

Eso le pasa al que se pone de ayantoso

sataranereida said...

Hey fiera, tuvo bueno ese!

Mierda cuanta agresividad en ese escrito, a lo macoris del mar.

La vida en olla said...

Y yo que pensaba salir. Déjame mejor quedarme tejiendo una pelotita anti-estrés. Después de todo, lo que más odio en la vida es la halitosis putil (o como dijo el autor, unos cueros con "bajo a boca"). Teje, teje, teje...

santuario said...

ofrejcome.

Mich said...

OMG!!! LOL!

xoxo