Sunday, August 10, 2008

Dos uvas podridas

El calor está insoportable. El sol se refleja en la arena y molesta en los ojos, hay que poner ojos de chinito y evitar levantar la cabeza cuando nos hablen. En la agenda solo una actividad impide que me tranque en el apartamento con el aire en quince grados, ya la playa no es un atractivo. Con tanto tiempo viendo el mar azul, el cuadro de un gallo comiendo maiz sobre el insulso color blanco de la sala es una exhibición en el Museo de Arte Moderno. No hay aire acondicionado hoy. Justo cuando tenemos visita de dos inversionistas que han puesto en duda nuestra capacidad profesional. Aunque este calor lleno de humedad puede provocar que la reunión termine temprano o que a estos señores el mal genio le brote por los poros.

Es dificil explicar que nuestra mano de obra es mala, que tenemos albañiles sin formación, que aquí no hay escuelas de formación técnica y que mi pisero es hijo de un sobrino de un hermano del maestro que instaló las piezas de marmol en el Palacio Nacional. Me rasco la cuenca del ojo izquierdo. Le explico que esas piezas de cantera requieren tiempo y mucha técnica para la instalación, que nosotros mismo supervisamos el trabajo, muchas palabras gastadas. Aceptamos el atraso y que pagaremos las multas si al final no entregamos a tiempo, se me agotó la paciencia para seguir negociando.

-Coño tiguere, debimos seguir forzando.
-Ya pae, se quedó así, vamos analizar si subiendo la jornada completamos antes de tiempo. Ya no hay forma de terminar antes, so, el bono lo perdimos.
-Amén.
-Nos vemos en la noche.

Tomé el camino mas largo, quería que castigarme, no me fue bien. El sudor lo sentía por todos lados, el agua que dejé en el carro estaba caliente, maldije. Me detuve a comprar algo para rellenar la nevera. La haraganeria para preparar mis alimentos define mi lista en frutas, jugos, agua, leche, pan, queso, jamón, mantequilla; cualquier cosa que entretenga al estómago por las noches. Ya si voy rumbo a casa. Faltaba poco por llegar y siento un neumático desinflado. Aquí una goma con poco aire es pichada. Dejé el caro a la derecha y decidí caminar. Sigo con la cabeza baja, entro a mi apartamento y veo todo oscuro, tardo unos segundos en recuperar la vista. Una ducha y me acuesto en la cama, despierto varias horas despues. Llamé a Clemente.

Fuimos a buscar mi carro. Me encontré con los vidrios rotos y el baul abierto. Se llevaron mi carpeta de trabajo, los lentes de sol que guardo en el compartimiento del medio y la compra que había hecho horas atras. Tiramos fotos para los tramites del seguro. Hicimos algunas llamadas, aunque no quería molestar a nadie por una carpeta llenda de cronogramas y reportes de pago a suplidores. Llegué a casa de nuevo, con el hambre nocturna que sufren los que viven solos, abrí la nevera. Rebusqué entre lonjas de queso que se endurecieron por el frio, tiritas de jamón y dos uvas podridas en un plato de foam que durará cientos de años en degradarse. Opté por salir a cenar esta vez, igual que la vez anterior y la anterior y la anterior.....

11 comments:

samirsaba said...

Es como una racha de mala suerte la que te dio. Wow. Demasiado para un par de horas.

La Muela said...

Alfonso no se si tu bebes loco, pero si eso me hubiera pasado a mi, me hubiera pegado par de tragos y todo al olvido, total al fin y al cabo el maldito seguro no te respondera por todos los vidrios rotos y el robo. Acuerdate que siempre que hay problemas la palabrita mas usada es:"el deducible".
Cojelo suave, porque lo que menos que yo quiero es que por par de uvas podridas, te tires del puente.
Un abrazo fuerte.

alyohara said...

que dificil, hace mucho calor...

Maria Estilia said...

bueno, haz como hizo mi abuela ayer, se tiro de espaldas con 1/2 pasta de jabon, se enjabono, se enjuago y tiro el jabon pa tras! viene haciendo la accion de las colas de aranque jeje

Will said...

loco, loco...fue de verdad?

Medea said...

jajajaja sabes.. me encanto!! te comprendo jaja y tu jornada del dia se parecio tanto a la mia jaja y la de mis familiares , son 4 los que trabajan en construccion.. mi amor, mi papa , mi herman ay su esposo jejejejej

nada easy caballo mejor suerte pa la proxima

bendiciones

Pedro Genaro said...

Bueno Gallardo...mucho valor,,,cojoyo confiaste demasiado en nuestro país, yo hubiera arrancado con mis motetes caminando.

Princess Arabita said...

Que quille debiste sentir.

Noumi said...

Oh, el calor...el CALOR !!
En esos casos uno,inconcientemente por lo general, siempre opta por alejarse de las realidades mas reales y busca sombra en alternativas no tan deseadas...

Saludos!!

Tmac said...

El Calor QUILLA, no digo mas.

JennvicT (Ositajenni) said...

Si eso te paso, que suerte tenias ese dia...