Thursday, August 30, 2007

Radamé

La vida coloca al hombre en situaciones para las cuales no está preparado. Radamé ha sufrido muchisimo, un ingeniero proveniente de Duvergé que vendia empanadas rellenas de candumbio, término al cual me habia adjudicado autoria, pero creo que lo escuché siendo un muchachon en alguna construcción de las que visitaba de niño. Su hijo mayor nació con problemas de salud y hace unos meses fue diagnosticado con cancer. El sufrimiento se le nota en su piel quemada por el sol, en su semblante, en su caminar.

Ningun padre está preparado para ver a sus hijos sufrir, mucho menos enterrarlo, el ciclo de la vida perfecto es aquel en el que despedimos a nuestros padres cuando se van a descansar en la eternidad. Sentando en su silla presentando la programación de materiales para los próximos dos meses, recibió una llamada de parte de su mujer, su hijo estaba curado. Ese niño de apenas ocho años resistió mas de cuatro operaciones y el largo proceso de quimioterapia. Radamé pensaba nunca salir de su pueblo, hijo de un agricultor, criado entre velloneras y cueros, se hizo ingeniero por amor propio. Sentado en su silla, sonrie, da gracias a Dios, se levanta y se dirige a su obra. Se reune con el contratista, le reclama por los atrasos, tira tres coños en el parqueo, ya todo vuelve a la normalidad.

12 comments:

Solo Yo said...

A veces cuando creemos que todo esta perdido, un milagro nos trae de vuelta a la vida.

Tmac said...

ES que Dios es real!!!!!

Emilia said...

Al fin una historia con un final feliz!... cosa rara en ti, pero muy buena.

Cheluca said...

Bien por Radamé... pero debería haber reflexionado un poquito antes de volver TAN rápido a la realidad!!!

JAVIER VICENTE said...

lo que tu cree que ta ma lejos e lo que ma cerca está.

Nunca se me va a olvidar esa frase que me dijo un tio mio una vez.

Jevi ;)

Dex said...

Y no murio nadie! y eso que habia uno con cancer.
Ya perdimos a Alf el asesino.

Rosannita said...

Me recordaste a Dajabón, un topógrafo del Aila, su hija con sólo un añito tuvo que soportar varias operaciones y Quimioterapia. Al igual que el niño de tu historia, ella logró sobrevivir y hoy está sanita, con más o menos 6 años de edad, inteligentísima! Milagro de Dios!

=D

Alex said...

Dejen el can señores que esta es una de las mejores cosas que ha escrito Alf, no me refiero a la calidad pero al contenido. Me emocioné mucho con esta vaina, tanto que me gustaria invitar a Radames a un par de tragos.

Demetrix said...

La vida siempre da vueltas

IsAk said...

amen

Ginnette said...

Muy linda historia. Sin guardias ni muertos, todo un record.

Chio said...

me encanto este post. Como despertar de una mala pesadilla, una lucesita al final del tunel.
Hechar tres coños y que todo siga como siempre...