Tuesday, July 22, 2008

the new one

El nuevo empleado llegó a la oficina con sus pantalones planchaditos y su camisa nueva color azul cielo. Lleva un perfume suave y el pelo hacia un lado. Enfrenta por primera vez en su vida comer lejos de su casa, ha sido un consentido. Lo que mas extraña es llegar a su casa todos los días a las doce y quince, quitarse los zapatos, soltarse la correa, sentarse en la sala frente al televisor, esperar su almuerzo home-mimamilinda-made, una siesta de quince minutos. Hoy está en una fila bandeja en mano put your finger en el scanner para poder comer.

La estación de frutas: Piña, lechoza, melón y la nueva viagra, la sandia. Un platito pequeño para despues de almuerzo aunque los guruses de la nutrición recomiendan comer frutas antes del plato fuerte. Aunque hay un letrero que dice sopa de vegetales, el nuevo no le hizo caso. El tomate, pepino y repollo reposan en bowls hechos de ayuama que para el siguiente fin de semana serán crema de auyama o la sopa del día. Dos rodajas de tomate, dos de pepino, una porción de repollo, una vinagreta que parece vomito, prefiere un poco de aciete de oliva y sal. En la siguiente estación se enfrenta a su mayor reto.

Arroz, habichuela blanca, tayota, un pollo que da pena y verguenza y la carne de cerdo le recordó un accidente en el que se vio involucrado hace cinco años, donde golpeó una vaca en la carretera y esta depósito sus tripas llenas de mucha mierda hedionda en el carro donde iba junto a su novia. Se sienta en una mesa, solitario, mira la comida varias veces, respira profundo. Con el tenedor rebusca algo que llevarse a la boca, desiste, toma dos vasos de agua para sentirse con el estómago lleno. Lleva hacia un mueble los trastes sucios. En un envase rectangular lleno de agua sucia coloca el tenedor y el cuchillo, tira el resto de la comida. Se imagina como en la cocina friegan, se le retuerce el estómago por tercera vez.

Como la tercera vez es biblica, recuerden que tres veces negó Pedro o Pablo, who cares, a Jesus, mientras una patrulla lo buscaba por difamación y hacer trucos de magia en la calle sin permiso de espectaculos públicos, como aquel de convertir agua en vino y hacer que unos cerdos corrieran como endemoniados por la ciudad de Jerusalem o whatever city was, who cares. También tres veces David llamó a pelear a Goliat hasta que este le hizo caso y cuando David vió tremendo gigante, le lanzó una pedrada o Lot mientras escapaban de Sodoma y Gomorra que le dijo a su mujer: No mires para atras!!! No mires para atras!!! No mires!!! ya a la tercera vez la mujer desesperada con su esposo, miró por curiosidad y del cielo le cayó una bola de fuego que de ella solo quedó un saco de sal que traia a cuesta. Siguiendo con lo de la tercera vez, a la tercera vez que al nuevo se le retorció el estómago sintió ganas de ir al baño.

Cruzó el comedor, entró al inodoro y cerró con seguro. Nunca habia implorado a La Virgen o a algún santo de esos que cuelgan en las casas para que un día, el que carga la espada salga del cuadro y le cante los seis números de la Loto que para ese sábado tienen cincuenta y cuatro millones. De su interior salía algo podrido y un grito ahogado pidiendo ya por favor, no mas. Salió del baño, cruzó el comedor mientras sentia las miradas clavarse en su piel. Eso siempre pasa, a los nuevo siempre les pasa con la comida, comentó Claudia de compras.

10 comments:

Maria Estilia said...

Damn... tan mal asi?? Jennifer la asistente de mi jefe me dice que no es tan mal!

Will said...

lol...eso me acuerda la primera vez que comi en planta 1..ufff...y el seguro de l apuerta del baño, no servia...jajajajja

La Muela said...

Loco eso me trae recuerdos cuando trabajaba en el Aeropuerto y Aeroporturia tenia su propia cafeteria, la comida parecia lodo, yo iba con los amigos mios, ellos comian, yo me bebia una Presidente, pan liquido.
Una vez entre por atras de la cafeteria y encontre 171 pollos muertos tirados en el piso, esperando para ser guisados, fritos y azados, loco con razon el plato del dia eran $2.00 pesos y ellos decian que eso era especial para empleados del Aeropuerto, tenias que mostrar tu carnet.
Ahora que me acuerdo, Chico siempre se quejaba de problemas estomacales, cada vez que comia en esa cafeteria.
Saludos.
P.S.: Alfonso que te regalaron en tu B'day?

Baakanit said...

Pobre Mamma's boy. Debería acostumbrarse a llevar una cantinita, o a salir a comer fuera del edificio, para que no coja tanta lucha.

GS said...

Ay Jesú, eso es que el esta acostumbrado a la comida de su mami.

You can do it if you want, I´m curious.

GS said...

I love the smell of... tu ta pasao!!!

muy bueno todo.

Ginnette said...

Retrataste a la recepcionista. Ummm, interesante...

OsitaJenni said...

Pobre de uno cuando es nuevo y esta desubicado en un trabajo...hasta en la misma university :(.

Leslie said...

y tu feliz con tus sandwichitos robados!

Ericarol said...

Con tu permiso te voy a enlazar a mi blog para leerte todos los días, bueno...los días que escribas. Abrazo. yo.!!!!